Galicia adelanta el toque de queda a las 10 de la noche; en Vigo y Pontevedra se endurecen las restricciones

Este es el resumen de las restricciones que afectan a Vigo y Pontevedra anunciadas por el propio presidente de la Xunta, Nuñez Feijoo, que en la imágen sale inaugurando el parking de Urzáiz, junto al alcalde Vigo, en octubre de 2009.

  • Toque de queda a las 22.00 hs
  • La hostelería podrá seguir abierta con restricciones hasta las 18.00
  • Las reuniones de no convivientes en domicilios no podrán alargarse a más de las 6 de la tarde
  • Cierre perimetral de los municipios: Prohibidos los desplazamientos también a los municipios próximos que estaban permitidos hasta ahora
  • Todo el comercio adelanta cierre a las 21.30 máximo.
  • Se prohíbe estar en las zonas comunes de los centros comerciales
  • Las medidas entran en vigor el día 15 a las 00.00 hs.(madrugada jueves a viernes)
  • La Xunta estudia endurecer las medidas en Vigo en los próximos días dependiendo de la evolución
  • Todos los parkings de Welgood en Vigo y Pontevedra mantendrán sus servicios 24 horas.

Vigo y Pontevedra podrían pasar en los próximos días al siguiente nivel, más que posible según el propio presidente de la Xunta de Galicia.

Prácticamente la mitad de los gallegos quedarán sujetos a restricciones máximas, con la hostelería funcionando solo en terrazas y abierta hasta las 18 horas, y el comercio con aforo al 30%. Quedan encuadrados en este nivel 33 concellos de más de 10.000 habitantes y otros 27.000 de menos de 10.000, en los que vive el 47% de la población. El resto, en nivel medio-alto, con 30% de aforo en interior de hostelería y comercio al 50%.

Los municipios sujetos a máxima restricción son los siguientes: La Coruña, Arteixo, Cambre, Culleredo, Oleiros, Carballo, Santiago, Ames, Ribeira, Boiro, Rianxo, Noia, Ferrol, Narón, Fene, Cee, Camariñas, Cerceda, Laxe, Vimianzo, Cabanas, Pontedeume, Ortigueira, Outes, Porto do Son, Pobra do Caramiñal, Melide, Oroso, Trazo, Val do Dubra, en la provincia de La Coruña; Vilalba, Viveiro y Xove, en la de Lugo; Orense, Barbadás, Carballiño, Verín, Allariz, Monterrei y Xinzo, en la de Orense; y A Estrada, Poio, Bueu, Moaña, Baiona, Ponteareas, Redondela, A Guarda, Tomiño, Tui, Vilagarcía, Vilanova, A Illa, Valga, Pontecesures, Caldas, Cuntis, Poio, O Rosal y Salvaterra de Miño.

Además, dos de cada tres gallegos, estarán sujetos a cierres perimetrales, que pasan a ser indivuales, sin formarse esta vez almendras. Los cierres perimetrales afectan a los 60 municipios en nivel máximo de restricción más las ciudades de Lugo, Pontevedra y Vigo, pese a permanecer en nivel medio-alto, por su volumen de tránsito.

Feijóo ha adelantado a los alcaldes de Pontevedra y Vigo la posibilidad de entrar ya en nivel máximo. Como los regidores han pedido tiempo, posiblemente se haga en los próximos días.

Feijóo ha descartado por el momento el confinamiento en domicilios aunque ha pedido a los ciudadanos que restrinjan, en la medida de lo posible, los movimientos solo a las actividades esenciales (acudir al médico, ir al colegio, cuidado de mayores y menores, compra de enseres indispensables, desplazarse al centro de trabajo, si bien, en la medida de lo posible, se pide recuperar el teletrabajo). En principio, estas medidas seguirán en vigor hasta mediados de febrero, cuando se espera que se haya rebasado la tercera ola del coronavirus.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *